Sevilla también puede visitarse en verano

visita Sevilla en veranoEn Sevilla, cada año parece que sufrimos más calor durante el verano, e incluso que dura más. Por ello, también surgen nuevos planes con los que disfrutar esta maravillosa ciudad sin tener que estar encerrados en casa o en un centro comercial.

Os presentamos cinco planes que puedes realizar, tanto si vives en Sevilla, como si has elegido visitar esta ciudad en verano.

  • Paseo en bicicleta: Sevilla, con casi 180km de carril bici, es una de las ciudades más adecuadas de España e incluso Europa, para ir en bicicleta. Gracias a su extenso carril bici puedes recorrer prácticamente todo el centro de la ciudad sin bajar de la bicicleta.
  • Cine de verano: El patio de la Diputación de Sevilla ofrece un año más cine al aire libre, con películas de completa actualidad que podremos disfrutar aprovechando la brisa de las noches de verano.
  • Picnic en la orilla del río: Si Sevilla tuviera un defecto, sería la ausencia de playa. Aunque tenemos algo parecido en la zona de Capote, entre el Puente de Triana y el del Cachorro, donde, aunque no puedes bañarte, puedes disfrutar de las vistas al Guadalquivir tomando un picnic en el césped.
  • Terrazas de verano y miradores: Una de las actividades favoritas de quienes disfrutan de Sevilla, es el tapeo y las terrazas de verano. La suerte de esta ciudad es que no es difícil encontrar un lugar donde sentarse a refrescarse y tomar algo tras el turismo, ya sea por el centro, en algún parque o en la zona del río. Además, para tener unas vistas de toda la ciudad, siempre podemos subir al mirador Metropol Parasol, o también conocido como Setas de Sevilla y visionar toda la ciudad desde otra perspectiva.
  • Past View: Si a la entrada del mirador las Setas encuentras el mostrador de rutas turísticas de la empresa Past View, no lo dejes pasar. Los monumentos y edificios emblemáticos que hay para conocer son innumerables y con Past View conocerás una manera de hacer turismo diferente. Ofrece un tour virtual donde a través de unas smartglasses podremos conocer la historia de Sevilla y visualizar cómo eran sus monumentos en siglos pasados. Una experiencia inolvidable y enriquecedora tanto para turistas como para sevillanos.

Que en Sevilla hace calor, es obvio, pero buscar planes y alternativas para no dejar de vivir y disfrutar esta ciudad en ninguna época el año, compensa con creces. Una ciudad de ensueño, llena de oportunidades, costumbres y buen ambiente que merece la pena descubrir. Sin duda, Sevilla también puede visitarse en verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *